Las devoluciones online estuvieron por mucho tiempo en la parte baja de la lista de prioridades. Pero con el rápido desarrollo del ecommerce, la postventa ha sido incluso el mayor valor de algunas marcas.


Y tú, que manejas una tienda online o que conoces este mundo, has visto cómo se han disparado las ventas y también complejizado los procesos en los últimos años. El contacto de postventa por Whatsapp, por email o por cualquier canal de comunicación manual, quedó sencillamente obsoleto. Demanda muchísimo tiempo; tiempo que te desconcentra de lo que realmente buscas hacer: vender un producto que tus clientes amen, con una experiencia de compra excepcional. ¿Cierto?

Las cadenas de email a veces se alargan más de la cuenta porque el cliente no te supo explicar bien el problema, la foto del producto no es lo suficientemente clara, no sabes hace cuanto tiempo se hizo la compra, o no te habías dado cuenta hasta bien avanzado el reclamo que era un producto que no cumplía con tus políticas de devolución. Esto por decir algunos de lo miles de problemas que seguramente se te están viniendo a la cabeza.

Después, tienes que generar y enviar -en otro email- una etiqueta para que el cliente pueda llevar el producto al correo, esperar (esperar y esperar) a que lo recibas en tu bodega y, por fin, enviar el producto para cambio (¿Te queda stock?) o devolver la plata (¿A qué cuenta?). En resumen, estás en el momento donde te das cuenta que la postventa requiere más tiempo del que pensabas.

Y justamente por eso existe Reversso. Para que dejes de sufrir con tanto trabajo manual que tienes que hacer para dar una buena experiencia de cambio o devolución. Con tecnología, hacemos que todo el proceso sea rápido, fácil de seguir y por supuesto, automatizado. Te ayudamos a que sigas creciendo y a que lo que hagas, sea escalable para todos tus clientes.

Aquí te explicamos cómo funciona Reversso

Primero, agregas nuestro sistema de cambios y devoluciones automatizado en tu tienda online, donde tu cliente se puede auto atender y pedir -en muy pocos clics- un reembolso o el cambio de su producto. Imagínatelo como una una extensión de tu tienda: tiene tu marca y tus políticas configuradas.


Después, en un panel de administración muy pensado para ti, puedes revisar toda la información necesaria y validar la solicitud dependiendo de las fotos, plazos o motivos que hayas configurado. Para avanzar, tienes que seleccionar un botón verde que dice “Autorizar” y es todo lo que tienes que hacer para que la máquina empiece a funcionar.

"Let the magic shine!" - Mickey Mouse

Sigamos con la logística inversa

Esta parte es elemental. Es más crítica que la logística del despacho, porque tienes que tener en cuenta que cuando tu cliente empieza el proceso, está frustrado. Aquí los tiempos, el servicio, y la comunicación marcarán la diferencia entre perder a tu cliente para siempre o crear una oportunidad de recompra.

En Reversso estamos integrados a diferentes empresas de logística inversa para ofrecer todo tipo de formas de devolución: retiros a domicilio, uso de sucursales de couriers, o incluso la coordinación con tu propia tienda física. Cuando autorizas los casos, nosotros le mandamos las etiquetas listas al consumidor y te damos todo el seguimiento en línea.

Y ese es nuestro propósito. Que la experiencia que des, sea increíblemente buena. Para eso, te ayudamos a resolver la postventa bien y a tiempo.

Tú eliges como hacerlo: cambios, reembolsos, o gift cards. Con un sólo botón y en un sólo lugar: el mismo panel del que te conté más arriba.

¡Ah! Y ojo que también puedes automatizar los documentos contables que tengas que emitir -notas de crédito, por ejemplo- para que el proceso quede cerrado de manera impecable por todos lados.

Gracias por leer hasta el final y si tienes más dudas de las cosas que puedes hacer con Reversso, agenda una demo con nosotros haciendo clic acá

El post en imágenes 🙂
El post en imágenes 🙂