¿Qué es ser una mujer developer?

Desmitificando lo que es ser desarrolladora y dos ideas para que seamos muchas más.

¿Qué es ser una mujer developer?

En realidad, es lo mismo que es ser un hombre dev. Pero entonces ¿Por qué hay tantas menos mujeres en el mundo de la computación?

Desde un principio que me llamó la atención, porque hasta los 18 años viví en Osorno -ciudad al sur de Chile-. Allá estudié en un colegio mixto y de hecho, las mujeres éramos mayoría, y eso nunca fue tema para nadie.

Después, me fui a Santiago, entré a ingeniería el año 2016 y nunca me voy a olvidar que el primer día mi tutora me dice: "Felicidades por haber entrado! Siéntete muy feliz, este año se cumplió el récord de cantidad de mujeres matriculadas: un 24%!"… 24%?!

Puse cara de poker, pero en realidad esta fue mi reacción.

Después de ese primer golpe de realidad, y ya en segundo año, cuando tuve que elegir un major (especializarme en algún área de ingeniería) no tenía idea por qué lado irme. Sabía que existía computación, pero todos lo encontraban fome y medio nerd. Y bueno, la verdad yo también 😅. Una amiga me convenció de tomar el primer ramo de computación para ver si nos tincaba. Me gustó mucho y con esto dejé todos los prejuicios de lado y decidí irme por esta área que estaba muy lejos de ser fome.

Cuando empecé con los ramos de la especialidad, me di cuenta que ese 24% de mujeres que dije hace un rato, se redujo a sólo un par de mujeres por sala. Lo obvio es pensar que hay un tema cultural como la causa principal. En parte es muy verdad, pero también me he dado cuenta de otras dos cosas, que podrían ayudar a dar vuelta esto más rápido:

  1. Que haya mayor dinamismo y motivación en las clases de las universidades para conectarlas más con lo que pasa programando en la vida real.
  2. Informar más respecto de qué significa ser dev y todas las opciones que se tienen siéndolo. Me parece que muchos no saben realmente de qué se trata.

Del poco tiempo que llevo en Reversso, una de las cosas que más me motiva es el ambiente que hay en el área de tecnología (y en la empresa en general). Creo que haber partido mi carrera como programadora en una startup, ha permitido que me de cuenta de lo entretenido que puede ser trabajar como desarrolladora. Al contrario, las clases en la universidad -o bien ahora los ramos online- se limitan a ser una instancia para aprender y no suele existir ese ambiente de trabajo en equipo y buena onda que sí se ve en las startups.

Por eso siento que en las universidades falta dar a conocer cómo es el ambiente en las startups, un ambiente más realista. Mientras más empresas de tecnología transparenten esto, las universidades podrán acercar más esta dinámica a sus alumnos. Entrar a una sala gigante llena de hombres sentados mirando el computador, de alguna manera genera una barrera que me parece necesaria romper. Creo que si la universidad -que debiera ser nuestro lugar de preparación para la vida profesional- entregara desde el inicio la motivación y el ambiente necesario, serían muchas más las mujeres que realmente se convencerían de ser parte de este mundo.

Un ejemplo de lo que me refiero, son los enunciados que teníamos en las tareas de programación. Los problemas a resolver siempre consistían en solucionar algún conflicto que había entre algún científico malvado contra las personas del inframundo y cosas así. A veces eran divertidos y a muchos de mis compañeros sí les gustaban. Pero no me cabe duda que si se plantearan otros enunciados, con problemas más visibles del día a día, haría que más gente se motive programando y de esta forma cambiar el paradigma de lo que se trata estar en computación y ser desarrollador(a).

Sobre la falta de información de qué significa en realidad ser dev, me he dado cuenta que distintos compañeros y compañeras no eligieron esta área, porque piensan que programar se trata de hacer cosas que nunca van a poder ser visibles o entendibles por alguien que no lo haya desarrollado. Pero esto no es realmente verdad. Computación tiene distintas áreas y opciones, y la universidad tiene varios ramos que te muestran eso. Lamentablemente, antes de estar bien metida en esa área, no hay mucha gente que te motive y te explique todo esto.

En mi caso, en Reversso trabajo como dev por el lado de Front-End -parte de una aplicación web que interactúa con los usuarios-. Esto de hecho, es bastante visible para cualquier persona. Todo el diseño que se ve en una página web, no son solo imágenes, sino que hay mucho código y lógica detrás que permite mostrar todo lo que un usuario ve cuando se mete a la página. Aquí va un ejemplo:

Esto lo programé para la página principal de Reversso.

Estar en Reversso me ha dado la oportunidad de entender, aprender y hacer cosas muy variadas que se que estando en una empresa grande nunca podría haber visto en tan poco tiempo y siendo todavía alguien con poca experiencia. Así que estoy muy feliz de estar acá y espero que muchas mujeres se motiven y entren a este mundo que realmente tiene muchísimo que ofrecer.

Si alguien tiene ganas de saber más, feliz de hablar! Aquí les dejo un link, que agendará automáticamente una videollamada conmigo para que podamos seguir desmitificando lo que significa ser mujer en el mundo de la programación🌸.